Soluciones de elevación para espacios reducidos

ascensor

Los problemas de espacio para instalar algún sistema de elevación y eliminar las barreras arquitectónicas, en viviendas particulares o en edificios, son más frecuentes de lo que parece. Las comunidades de propietarios que residen en edificios de cierta antigüedad encuentran este problema frecuentemente para instalar alguno de los ascensores domésticos disponibles en el mercado. No es de extrañar, pues hasta hace pocos años estos sistemas de elevación eran un lujo al alcance de muy pocos, por lo que no se tenía en cuenta una futura instalación de estos aparatos a la hora de construir estos edificios.

La falta de espacio no sólo afecta a la instalación de la maquinaria, sino que también atañe a otras cuestiones como el foso necesario para la instalación de estos aparatos o al escape superior de la cabina. Precisamente, al tratarse de un problema recurrente se ha apostado por la innovación en los modelos de ascensores domésticos. Los resultados hablan por sí solos, cada vez existen en el mercado más soluciones de elevación para espacios reducidos, minimizando, así, el problema.

Las soluciones de elevación para espacios reducidos disminuyen su tamaño en casi la totalidad de los elementos que conforman el aparato: la plataforma, las máquinas y las estructuras. Además, el hueco necesario para la instalación de los mismos también se ve reducido, posibilitando la instalación de un sistema de elevación en lugares donde, hasta hace poco, era totalmente inviable hacerlo. Estos sistemas de elevación son tan funcionales que ni siquiera en inmuebles donde el hueco para su instalación es prácticamente inexistente será necesaria la realización de reformas.

Las necesidades de espacio para la instalación de estos aparatos se ven reducidas hasta límites insospechados. El hueco necesario para el foso de un sistema de elevación puede verse reducido hasta los 7 centímetros. De hecho, se pueden encontrar en el mercado ascensores para los que no será necesaria la presencia de foso, la solución en estos casos será disponer de una rampa de acceso. Todas estas medidas hacen posible que la instalación de elevadores en inmuebles, que no estaban preparados para ello, sea posible.

En cualquier caso, el ahorro de espacio que posibilita este tipo de ascensores no sólo se limita al foso. Estas soluciones de elevación no precisan de un cuarto de máquinas, ni de un hueco amplio en el último piso, lo que los diferencia de los ascensores convencionales. Las plataformas de estos ascensores domésticos también ven reducido su tamaño, encontrando algunas que sólo precisan de 52 centímetros de ancho por 60 de fondo. Medidas que convierten a estos sistemas de elevación en una opción totalmente viable para huecos pequeños.

Conviene señalar, además, que al contrario de lo que pueda parecer, estas soluciones de elevación se colocan de forma rápida y eficaz. Procedimiento, que al no ser complejo ni requerir de un tiempo prolongado de instalación, minimiza sus costes. Actualmente, estos sistemas están en auge, cada vez encontramos más modelos para dar solución a los problemas de espacio. En Imca Elevación disponen de una amplia oferta de ascensores reducidos, con una gran adaptabilidad a cualquier espacio y con la mejor relación calidad-precio.

1 Comentario

Dejar respuesta